El carbohidrato: por qué y cómo debes consumirlo

Publicado el 3 de noviembre de 2017

El carbohidrato es uno de los tres principales macronutrientes de una dieta equilibrada. Últimamente, y de manera equivocada, la sociedad le ha dado una mala reputación. Descubre por qué consumir carbohidratos puede ser beneficioso para tu salud.

Entendiendo los carbohidratos

Durante los últimos años, el concepto nutricional de una alimentación limpia ha tomado mucha fuerza. Se dice que existen tres macronutrientes principales para obtener una dieta equilibrada: la proteína, la grasa y el carbohidrato. Erróneamente, al carbohidrato le acompaña una mala reputación, con afirmaciones que indican que este macronutriente engorda y no alimenta.

Antes de llegar a cualquier conclusión es importante entender qué es el carbohidrato como tal. Este macronutriente está presente en dos formas principalmente: la glucosa y la fibra. La función más importante de la glucosa es aportar energía al cuerpo, mientras que la de la fibra es aportar beneficios digestivos en el organismo de un individuo.

Aunque existen más fuentes de energía, como por ejemplo la grasa, si privas a tu organismo de los niveles adecuados de glucosa, las consecuencias a largo plazo pueden llevarte a enfermedades como la diabetes, entre muchas otras. Esto es porque la irregularidad de glucosa en la sangre trastorna tu metabolismo haciéndolo más propenso a sufrir de estas condiciones. Sin embargo, tampoco es sano sobrealimentarse de carbohidratos, ya que eso nos lleva al caso contrario. Un exceso de glucosa y energía en el cuerpo no sólo va a causar cambios negativos en tu peso corporal, sino que también puede llevarte a ciertas enfermedades.

Los carbohidratos no son perjudiciales, de hecho, son necesarios para aportar energía a tu cuerpo y así poder llevar a cabo las actividades de tu día con la energía adecuada. Lo que sí que es nocivo es el exceso y la privación de macronutrientes en la dieta diaria de la persona. Los extremos no son buenos, en todos los ámbitos de la vida, y por ello hay que buscar un punto medio, especialmente cuando tratamos de la salud.

Beneficios nutricionales de algunos carbohidratos

Pan:

Aunque te hayan dicho lo contrario muchas veces en tu vida, el pan tiene muchos micronutrientes que aportan beneficios nutricionales a tu salud. Estos son algunos:

  • Hierro: Es un componente esencial que forma células rojas sanas.
  • Tiamina, Riboflavina, Niacina: Produce energía en el cuerpo.
  • Folato: Vitamina de gran importancia para el bien estar del corazón y el desarrollo de las células.

Pasta:

El concepto de que la pasta engorda es erróneo. Lo que no ayuda son los aderezos y acompañantes. Sin embargo, hay maneras sanas de cocinar un delicioso y sano plato de pasta, que te indicaremos más adelante. Estos son algunos de los beneficios de la pasta que pueden interesarte:

  • Altos niveles de fibra: Ayuda a tu proceso digestivo y controla los niveles de colesterol en tu sangre.
  • Selenio: Mineral que activa enzimas antioxidantes encargadas de proteger tus células de daños moleculares.
  • Magnesio: Ayuda a metabolizar los carbohidratos y controlar los niveles de glucosa en la sangre.
  • Folato: Vitamina de gran importancia para el bienestar del corazón y el desarrollo de las células.
  • Carotenoides: Ayudan al desarrollo de tu visión.

Cerveza sin alcohol:

La cerveza tiene una mala reputación, ya que los daños que causa se deben a la presencia de alcohol, no a la malteada en sí. Una cerveza sin alcohol tiene muchos beneficios para tu salud. Si eres deportista, es la bebida ideal para recuperar toda tu energía después de una sesión de entrenamiento. Aquí tienes algunos de los beneficios nutricionales que contiene una cerveza sin alcohol:

  • Folato: Vitamina de gran importancia para el bienestar del corazón y el desarrollo de las células.
  • Colina: Vitamina que ayuda al buen funcionamiento de tu actividad cerebral y nerviosa.
  • Riboflavina, Niacina: Produce energía en el cuerpo.

Receta Recomendada por Semillas LG

 

Espaguetis con mejillones:

Espaguetis (100 g.)

Dos Kg. de mejillones.

Dos dientes de ajo.

Perejil.

Aceite de oliva virgen extra.

Pimienta en grano.

Una hoja de laurel.

Una guindilla.

Vermut rojo.

Leche evaporada (un brick pequeño)

Pan rallado.

Sal y pimienta.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

No hay comentarios