¿Qué es “Be Blue”?

Las acciones que llevamos a cabo dentro y fuera del trabajo tienen consecuencia en nuestra sociedad, economía y medio ambiente. "Be Blue" es un programa que tiene como objetivo reducir el impacto de la huella ecológica por parte de Limagrain hacia el planeta.

¿Cuál es la filosofía de Be Blue?

La ambición del Grupo Limagrain es desarrollar soluciones innovadoras y responsables con el fin de mejorar el rendimiento económico de los sectores agroalimentarios del mundo y contribuir a un desarrollo mundial sostenible, teniendo en cuenta los cambios climáticos y demográficos.

En el marco de su método RSE, Limagrain tiene como objetivo animar a todos sus empleados a que adopten una actitud responsable.

A través de este proyecto proponemos ideas, comportamientos y actitudes que pueden contribuir a la conservación del planeta y mejorar la calidad de vida de todas personas que viven en él, sin comprometer a las generaciones futuras.

Ser responsable ecológica y socialmente es, ante todo, un estilo de vida, que cada uno está invitado a adoptar y compartir a diario, tanto en el ámbito personal como en las actividades profesionales.

¿Por qué lo llamamos Be Blue?

Porque es el nombre que le hemos dado a nuestro programa de acciones responsables y solidarias. ¿Por qué un nombre en inglés? Para que sea conocido y reconocido en todo el mundo. ¿Por qué el «Blue»? Porque el azul es el color de nuestro planeta Tierra. Porque el azul reforzará la capacidad de aumentar la fuerza de la creatividad, de generar ideas luminosas, de estimular la productividad y la concentración. Porque el azul es infinito, como las buenas acciones que podemos imaginar todos juntos.

¿Qués es una “actividad ecológica”?

Es lo que llamamos una actividad de todos los días, que se ocupa de los tres pilares del desarrollo sostenible: la protección del medio ambiente, la igualdad social y el rendimiento económico, teniendo en cuenta su impacto positivo o negativo en las partes interesadas.

Todos podemos realizar acciones ecológicas de forma muy fácil en nuestra vida diaria. ¡Adoptar un comportamiento eco-ciudadano es simple! Sobre todo, se trata de tomar conciencia de las consecuencias sociales, medioambientales o económicas de cada acción. Las acciones ecológicas se aplican en el trabajo, en casa y en todo momento posible, para así aportar un granito de arena a nuestra sociedad.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios