DIME CON QUIÉN TRABAJAS… Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

Nuestros colaboradores son también un espejo de los valores de la propia empresa.

El lunes de esta semana fue “un lunes, menos lunes”. Comenzamos el día con un objetivo claro: conocer la actividad logística que Gureak ofrece para uno de nuestros próximos proyectos. Sin embargo, la jornada terminó de una forma totalmente diferente.

Conocemos la actividad que Gureak desarrolla, especialmente en Navarra, porque llevamos años trabajando con ellos, pero nunca habíamos visitado su sede central.

El día comenzó en sus instalaciones de Pamplona. Juan y Alberto nos prepararon un tour por los diferentes departamentos, presentándonos sus diferentes actividades y la forma, tan especial, en la que trabajan. Nuestra segunda escala fue en Rentería, donde tienen uno de sus almacenes logísticos. Poco a poco íbamos viendo una realidad empresarial que, cuanto menos, nos estaba sorprendiendo. No obstante, todavía no erámos conscientes de cuánto nos iba a impactar. 

Tras la visita al almacén, nos trasladamos a su sede, ubicada en San Sebastián (Guipúzcoa). Aquí es donde realmente nos sentimos conmovidas. Nos dimos cuenta del impacto real de esta empresa en la sociedad pero, sobre todo, de lo que aporta a las personas que trabajan en ella.

Gureak se describe a sí misma como un grupo empresarial que gestiona oportunidades laborales estables y convenientemente adaptadas a las personas con discapacidad, prioritariamente, para las personas con discapacidad intelectual en Guipúzcoa. Gracias a esto, generan oportunidades de trabajo estables y diseñan itinerarios profesionales personalizados mediante el desarrollo de actividades competitivas en los sectores de la industria, servicios y marketing.

A nuestra llegada, y a lo largo de la visita, fueron numerosos los saludos llenos de alegría que recibimos por parte de los trabajadores. Muchos de ellos sonreían cuando pasábamos cerca, y otros se mostraban vergonzosos. Nos dimos cuenta de que 4.707 personas con discapacidad habían encontrado su sitio, su gente. Gracias a Gureak pueden desarrollar todo su potencial en un entorno totalmente adaptado. Eso es lo que Juan nos remarcó una y otra vez: “normalmente, el trabajador se adapta al puesto de trabajo. Aquí, adaptamos el puesto de trabajo a las necesidades de cada persona”. Simplemente admirable.

Y es que, como bien dice su web, en Gureak no solo tienen un trabajo. Encuentran mucho más: autoestima, inclusión, orden, crecimiento, relaciones, participación… Estamos convencidos de que,todo esto, se traduce en felicidad. Felicidad que ellos mismos se encargan de transmitir. En tan solo unas horas pudimos ser testigos del buen ambiente que se respiraba, vimos numerosos abrazos, besos, risas…Pero, sobre todo, fuimos conscientes de la ilusión y la pasión que transmitían los trabajadores. Pasión por su trabajo y por lo que éste aporta a la sociedad y a las personas. Fue en este momento en el que corroboramos lo que ya sabíamos, la pasión es capaz de superar todas las barreras, de crear algo increíble. 

Nos enorgullece trabajar con Gureak y, tras nuestra visita, además, estamos convencidos de que gracias, y a través de ellos, también nosotros aportamos nuestro granito de arena a la sociedad.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios