Be Blue: Apagar la luz está en tu mano

La iluminación de las lámparas eléctricas tiene un coste energético y un impacto en el calentamiento climático. Ahorrar energía es una cuestión de comportamiento, pero también de equipos eléctricos.

Es imposible pasar sin la luz de las lámparas eléctricas. Pero esta iluminación tiene un coste.

La iluminación de las lámparas eléctricas tiene un coste energético y un impacto en el cambio climático. Ahorrar energía es una cuestión de comportamiento, pero también de equipos eléctricos.

Apagar la luz al salir de una habitación es un acto que puede parecer simple, pero que no todo el mundo lo lleva a cabo. Sin embargo, cuando se convierte en un hábito, permite ahorrar energía de forma sustancial. Aprovechar al máximo la luz del día, usar correctamente materiales eficientes, adquirir buenos hábitos: esto permite fácilmente reducir a una cuarta o quinta parte el consumo eléctrico de la iluminación y limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Acciones por parte del Grupo Limagrain:

  • Limagrain equipa progresivamente sus espacios con bombillas de bajo consumo e instala interruptores con temporizadores en las zonas comunes.
  • El Grupo rechaza las bombillas halógenas y no ilumina los edificios por la noche si no es estrictamente necesario.

Acciones por parte de los trabajadores:

  • Sugerencias de pequeños hábitos para grandes ahorros:
    • Apostar al máximo por usar luz natural. En la oficina, poner el escritorio cerca y, cuando sea posible, perpendicular a la ventana.
    • Apagar sistemáticamente la luz al salir de una habitación, aunque la ausencia sea breve.
    • Para iluminar el jardín, la terraza, o el portal, elegir lámparas que no deslumbren, enfocadas hacia abajo, y apagarlas cuando no se esté en el lugar.
    • Evitar encender repetidamente las luces de neón.
    • Utilizar bombillas que ahorren energía.
    • Optimizar la iluminación de las lámparas evitando las pantallas sombrías que interceptan demasiada luz, y desempolvar regularmente las lámparas y las pantallas.

Sabías que…

Por la noche, la luz artificial incomoda a numerosas especies. Los animales cuya vista está adaptada a la vida nocturna tienen problemas para ver los obstáculos, las presas o los depredadores. Las aves migratorias se desorientan. Las mariposas nocturnas revolotean alrededor de las lámparas hasta la extenuación. Las luciérnagas machos ya no perciben las señales luminosas de las hembras y, por tanto, no se pueden reproducir…

Las cifras clave…

  • 10 minutos de iluminación inútil 3 veces al día equivalen a 5 días de iluminación continua durante un año.
  • La iluminación produce cada año en el mundo 1.900 millones de toneladas de CO2, es decir, casi 4 veces las emisiones anuales de gases de efecto invernadero de Francia.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios