APUNTES TÉCNICOS MAÍZ GRANO: DENSIDAD DE SIEMBRA ÓPTIMA

La densidad óptima es la menor densidad que posibilita maximizar el rendimiento en grano y dependerá del ambiente donde el cultivo se desarrolle, por lo tanto es muy importante tener en cuenta el potencial de cada parcela y el comportamiento del híbrido en el momento de elegir una correcta densidad de siembra.

¿Cual es la densidad óptima de los híbridos de maíz?

La formación del rendimiento tiene lugar a lo largo de todo el período de crecimiento y desarrollo, con la influencia de los factores ambientales.

En condiciones no limitantes de agua y nutrientes, la mayor captura de radiación permitirá un mayor rendimiento potencial. Una de las formas para aumentar la captura de radiación es por medio del aumento en la densidad de plantas por hectárea, pero ese incremento no es indefinido y va a estar condicionado principalmente por los recursos ambientales disponibles.

densidad-rendimiento

El rendimiento del maíz presenta una óptima respuesta a la densidad: crece hasta un máximo (80.000-100.000 plantas/ha), densidad óptima, y disminuye con mayores densidades (>110.000 plantas/ha).

¿Quieres saber más?

En este Apunte Técnico puedes ampliar información y encontrar otros temas de interés como:

  • Fórmula que resume el rendimiento del grano y sus componentes.
  • ¿Qué ocurre cuando aumentamos la densidad?
  • ¿Existe la densidad ideal?
  • Densidad óptima de siembra para cada variedad LG.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 comentarios

  • odon 20 marzo, 2017

    HOLA
    TANGO UNAS PREGUNTAS RELACIONADA CON ESTA PUBLICACION.

    CUAL ES LA DISTANCIA ENTRE LINEAS Y QUE TIPO DE SIEMBRA UTILIZASTEIS PARA HACER ESTE ESTUDIO?
    EL ESTUDIO ES EN REGADIO O EN FINCAS CONVENCIONALES?

    • lgseeds

      lgseeds 24 marzo, 2017

      Buenos días, gracias por tu comentario, pasamos a responderte:

      Este estudio está basado en los resultados obtenidos durante varios años y diversos campos de ensayo. La distancia entre líneas utilizada para variedades de ciclo corto y medio está entre 50 y 55 cm. Para variedades de ciclo largo, oscila entre 70 y 75 cm.

      En cuanto al tipo de finca, en este análisis hemos utilizado parcelas en regadío, ya sea automatizado (pívot o aspersión), o a pie.